¿Cuan importante es el consumo de fibra en nuestra alimentación?

La fibra es un nutriente fundamental para nuestro organismo y sobre todo para nuestros sistema digestivo, que es donde va a desempeñar las principales funciones. Un aporte correcto de fibra en nuestra dieta, además de facilitarnos el tránsito digestivo, va a tener efectos muy beneficiosos en nuestra salud. ( El requerimiento diario  de fibra actualmente considerado como óptimo por parte de nuestro organismo en edad la adulta, y para un IMC ( índice de masa corporal ) normal (19 a 24 kg/m2), es de 30 gramos.)

Actualmente la mayoría de alimentos procesados no contienen fibra por lo cual productos como — pueden ser fundamentales para una dieta sana y balanceada.

Las fibras poseen propiedades muy importantes:

  • Dan una impresión de saciedad y permite la correcta absorción de los nutrientes, dado que regula velocidad a la cual los alimentos transitan por el intestino y a la vez que el efecto saciante causa que la ingesta sea menor.
  • Estimular la actividad bacteriana positiva del intestino (bifidobacterias y lactobacillus), generando un balance positivo de la flora bacteriana, que colaboran con el fortalecimiento de las defensas.
  • Aceleran el tránsito intestinal: ayudando a combatir la constipación y el estriñimiento, evitando molestias intestinales como las producidas por hemorroides, diverticulosis,  y evitando la permanencia de sustancias sumamente dañinas y tóxicas en el intestino que podrían causar graves consecuencias para la salud.
  • Permiten eliminar el colesterol y ciertas sales biliares: El consumo regular de fibra ayuda a regular los niveles de colesterol, lo que resulta excelente para la salud cardiovascular.
  • Disminuyen la cantidad de glucosa y de ácidos grasos en la sangre: la mejora de los niveles de glucosa en sangre y los perfiles de lípidos en la sangre son los principales efectos beneficiosos derivados de una dieta rica en fibra alimentaria